La arquitectura que prefieren los ‘millenials’

Todos hemos oído hablar de los ‘millenials‘ pero, ¿sabemos realmente a quienes nos estamos refiriendo? La ‘generación Y o millenial‘ hace referencia a aquellas personas nacidas entre la primera mitad de la década de los 80 y y mediados de las década de los 90. Los datos de estimación demográfica indican que este grupo representará más de tres cuartas partes de la población mundial a mediados de la próxima década. Algunos de sus rasgos identitarios, resumiendo mucho, vienen marcados por un mayor uso y familiaridad con las comunicaciones y los medios de comunicación, así como también por su el intenso uso que hacen de las tecnologías digitales.

Resulta interesante observar cómo los integrantes de esta generación, teniendo en cuenta que estamos hablando de personas que actualmente se situarían entre los 25 y los 35 años, perciben la arquitectura y las necesidades que debe cubrir para ellos. Un dato importante: estamos ante un público que o se ha emancipado ya o está a punto de hacerlo, y dentro del cual se encuentran los futuros compradores de viviendas.

Entre los elementos que los estudios de arquitectura están teniendo presentes cuando se dirigen a los millenials están el cuidado por los espacios y materiales y la incorporación de la tecnología. Muchos de los profesionales del sector consideran que esta generación busca una serie de características concretas en sus ambientes que pasamos a detallar a continuación.

La disposición de espacios multifuncionales y conectados parece imprescindible. Aquí aparece un factor relevante: el papel del teletrabajo teniendo que compartir, en muchas ocasiones, un mismo espacio donde trabajar y vivir, genera la necesidad de que las estancias deban tener diversos usos (por ejemplo: el salón que se transforma en oficina y viceversa). Enlazado con lo anterior, la incorporación de la tecnología en el hogar es fundamental para la ‘generación Y’, teniendo su máximo exponente en el IoT (Internet de las cosas) y su aplicación a las soluciones de iluminación, refrigeración, gestión de residuos…

Los materiales empleados juegan un papel importante también para los millenials. Entre sus predilecciones, el uso de elementos naturales sin recubrimientos como la madera expuesta (vigas o tabiques vista) y cualquier otro material, en una apuesta clara por el minimalismo. Tampoco podemos dejar de lago el trato de las áreas comunes como puntos de encuentro en los que desarrollar una parte importante de sus vidas, gracias al crecimiento constante de su entorno social. «Larga vida al coworking», exclaman.

Su preocupación por el medio ambiente implica que crean ciegamente en que sus construcciones sean ecológicas. Empezando por los materiales, siguiendo por el proceso de construcción y acabando por el funcionamiento y mantenimiento del hogar, los millenials se inclinan por las viviendas sostenibles concebidas para ahorrar agua y energía. En línea con aquello, proponen un uso de suelo mixto en forma de complejos integrales verticales que abarquen todas las necesidades que puedan tener (residenciales, laborales o comerciales).