Jeffrey Archer: “El resultado no sólo estuvo a la altura, sino que fue mucho más allá”

Jeffrey Archer nos descubre su casa

Político, novelista, escritor y dramaturgo. Jeffrey Archer es conocido internacionalmente en sus múltiples facetas y nosotros tuvimos la oportunidad, hace ya una década, de embarcarnos en un ilusionante proyecto a su lado

Lo primero que nos llamó la atención es el nombre que eligió para su casa, ‘Writer’s block’ (síndrome de la hoja en blanco). ¿Es ironía o algún tipo de amuleto para mantener lejos el bloqueo?

La verdad es que le puse ese nombre sin otra intención que mostrar un poco de humor inglés.

Muestra su casa con mucho cariño. ¿Cuál diría que es su habitación favorita?

La habitación principal es mi habitación favorita porque tiene una fantástica panorámica del jardín. Es el lugar perfecto para relajarme y concentrarme antes de una nueva sesión de escritura.

Tiene una habitación separada del resto de la residencia para escribir. ¿Qué hace de esa habitación algo especial? ¿Qué requisitos puso a la hora de construirla?

Mi habitación de escritura está separada del resto de la casa y situada al borde de un precipicio, lo cual es perfecto porque tiene una vista ininterrumpida de la bahía de Palma y la Sierra de Tramuntana. Sus vistas son tan pacíficas como inspiradoras, por lo que puedes escribir sin ninguna interrupción y en completo silencio.

Jardín de la casa de Jeffrey Archer

Piscina de la casa de Jeffrey Archer

¿Por qué eligió Mallorca para construir la casa? ¿Y por qué a CMV Architects?

Llevo viniendo a Mallorca muchos años, quedándome en diferentes lugares. Al final decidí que sería inteligente construir una casa aquí para poder contar con una base propia (sin mencionar la alegría que iba a darle al resto de la familia). CMV Architects fue una recomendación de mi hijo James y la verdad es que hicieron un trabajo de primera.

¿Tenía una idea precisa de lo que quería desde el principio o estuvo abierto a sugerencias?

Al no tener ningún conocimiento de arquitectura me mostré muy abierto a sugerencias, aunque evidentemente dejé claras algunas de las ideas innegociables, como la habitación para escribir.

¿Cuál diría que fue el mayor reto a la hora de construir la casa?

Lo peor era no saber cuánto tardaría en estar terminado y los cambios que podían surgir durante la construcción.

¿Estuvo el resultado a la altura de sus expectativas?

El resultado no sólo estuvo a la altura, fue mucho más allá.

Salón de la casa de Jeffrey Archer